Salud Doctiplus

Los temas más relevantes de salud

sábado, 1 de agosto de 2020

Fumar y los jóvenes

Joven fumando


Fumar cigarrillos tiene muchos riesgos de salud para todos. Sin embargo, cuanto más joven sea al empezar a fumar, más problemas puede causarle. Las personas que empiezan a fumar antes de los 21 años tienen más dificultades para dejar de fumar. Los adolescentes que fuman tienen más posibilidades de consumir alcohol y drogas ilegales.

El problema no es sólo los cigarrillos. El tabaco que no se fuma, los cigarrillos electrónicos y los habanos no son alternativas seguras a los cigarrillos. Los de bajo contenido de alquitrán y productos de tabaco sin aditivos no son seguros tampoco.

Los jóvenes que no han empezado a usar tabaco a los 18 años es probable que nunca lo hagan.

Compartir:

Fumar

Persona fumando


No hay otra manera de decirlo: Fumar es dañino para la salud. Daña a casi todos los órganos del cuerpo. Fumar cigarrillos causa casi una de cada cinco muertes en los Estados Unidos. También puede causar muchos otros tipos de cáncer y problemas de salud. Estos incluyen:

  • Cáncer: Incluyendo de pulmón y oral
  • Enfermedades pulmonares: Como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Daño y engrosamiento de los vasos sanguíneos, lo que causa presión arterial alta
  • Coágulos de sangre y accidente cerebrovascular
  • Problemas de la visión, como cataratas y degeneración macular

Las mujeres que fuman durante el embarazo tienen más probabilidades de tener ciertos problemas. Sus bebés también tienen un mayor riesgo de morir por el síndrome de muerte súbita del lactante.

Fumar además causa adicción a la nicotina, un estimulante que se encuentra en el tabaco. La adicción a la nicotina hace más difícil que las personas dejen de fumar.

Su humo también es malo para otras personas. Al respirar el humo de segunda mano pueden tener muchos de los mismos problemas que los fumadores. Estos incluyen enfermedades del corazón y cáncer de pulmón. Los niños expuestos al humo de segunda mano tienen un mayor riesgo de infecciones de oído, resfriados, neumonía, bronquitis y asma más grave. Las mujeres embarazadas que respiran humo de segunda mano tienen más probabilidades de tener un parto prematuro y bebés con bajo peso al nacer.

Además de los cigarrillos, hay varios otros productos hechos con tabaco. Algunas personas fuman tabaco en cigarros y pipas de agua (narguiles). Estas formas de tabaco también tienen sustancias químicas dañinas y nicotina. Algunos cigarros contienen tanto tabaco como un paquete completo de cigarrillos.

Los cigarrillos electrónicos a menudo parecen cigarrillos, pero funcionan de manera diferente. Son dispositivos para fumar con baterías. Usar un cigarrillo-e se llama vapear. No se sabe mucho acerca de sus riesgos para la salud. Se sabe que contienen nicotina, la misma sustancia adictiva en los cigarrillos. Los cigarrillos electrónicos también exponen a los no fumadores al vapor de segunda mano (en lugar de humo de segunda mano), que contienen sustancias químicas nocivas.

El tabaco que no se fuma, como que se mastica o el rapé, también es malo para la salud. El tabaco sin humo puede causar ciertos tipos de cáncer, incluido el oral. También aumenta el riesgo de contraer enfermedades cardíacas, enfermedades de las encías y lesiones de la boca.

Compartir:

Fracturas

Persona con fractura


Una fractura es una ruptura, generalmente en un hueso. Si el hueso roto rompe la piel, se denomina fractura abierta o compuesta.

Las fracturas en general ocurren debido a accidentes automovilísticos, caídas o lesiones deportivas. Otras causas son la pérdida de masa ósea y la osteoporosis, que causa debilitamiento de los huesos. El exceso de uso puede provocar fracturas por estrés, que son fisuras muy pequeñas en los huesos.

Los síntomas de una fractura son

  • Dolor intenso
  • Deformidad: La extremidad se ve fuera de lugar
  • Hinchazón, hematomas o dolor alrededor de la herida
  • Problemas al mover la extremidad

Debe obtener ayuda médica de inmediato ante una fractura. Tal vez tenga que usar un yeso o una férula. Algunas veces es necesario usar cirugía para colocarles placas, clavos o tornillos y así mantener el hueso en su lugar.

Compartir:

Fobias

Persona con fobia


Una fobia es un tipo de trastorno de ansiedad. Es un temor fuerte e irracional de algo que representa poco o ningún peligro real.

Existen muchos tipos de fobias. La acrofobia es el temor a las alturas. La agorafobia es el temor a los lugares públicos y la claustrofobia es el temor a los espacios cerrados. Si se siente ansioso e inseguro de las situaciones sociales cotidianas, usted podría tener una fobia social. Otras fobias comunes incluyen los túneles, conducir en autopistas, el agua, volar, los animales y la sangre.

Las personas con fobias intentan evitar lo que les provoca miedo. Si eso no es posible, pueden sentir:

  • Pánico y miedo
  • Taquicardia, cuando el corazón late muy rápido
  • Falta de aire
  • Temblores
  • Un fuerte deseo de huir

En general, las fobias comienzan en la niñez o en la adolescencia y continúan durante la edad adulta. Las causas de las fobias no se comprenden bien todavía pero sí se sabe que a veces pueden ser hereditarias.

Compartir:

Fístulas

Doctor con paciente


Una fístula es una conexión anormal entre dos partes internas del cuerpo. Pueden desarrollarse entre distintos órganos, como entre el esófago y la tráquea o entre el intestino y la vagina. También pueden formarse entre dos vasos sanguíneos, como una arteria y una vena o entre dos arterias.

Algunas personas nacen con una fístula. Otras causas comunes son:

  • Complicaciones después de una cirugía
  • Lesiones
  • Infecciones
  • Enfermedades como la de Crohn o colitis ulcerativa

El tratamiento depende de la causa, dónde está ubicada y cuán grave es. Algunas fístulas cierran por sí solas. Otras necesitan antibióticos y/o cirugías.

Compartir:

Fiebres hemorrágicas

Ebola


Las fiebres hemorrágicas virales son un grupo de enfermedades causadas por cuatro familias de virus. Entre ellos se encuentran los virus del Ebola y Marburg, el virus de la fiebre de Lassa y el virus de la fiebre amarilla. Estas fiebres tienen características comunes: afectan muchos órganos, lesionan los vasos sanguíneos y alteran la capacidad del organismo para auto-regularse. Algunas de estas fiebres hemorrágicas causan una enfermedad leve, pero otras, como las causadas por los virus Ebola o Marburg, causan enfermedades graves y muerte.

Las fiebres hemorrágicas virales se encuentran en todo el mundo. Las enfermedades específicas suelen estar limitadas a zonas donde viven los animales que las transmiten. Por ejemplo, la fiebre de Lassa se limita a las zonas rurales del oeste de África, donde hay ratas y ratones portadores del virus.

El riesgo para las personas que viajan es bajo, pero deben evitar visitar zonas donde hay brotes de la enfermedad. Dado que no existen tratamientos eficaces para algunas de estas infecciones virales, existe preocupación por su uso en el bioterrorismo.

Compartir:

Fiebre del valle

Desierto


La Fiebre del Valle es una enfermedad causada por un hongo (o moho) llamado Coccidioides. Estos hongos viven en el suelo de las zonas áridas como el suroeste de los EE.UU. Se puede contraer al inhalar (aspirar) las esporas del hongo. La infección no se contagia de persona a persona.

Cualquier persona puede contraer la infección pero las personas mayores, en especial aquellas de más de 60 años corren mayor riesgo. También están a mayor riesgo las personas que se hayan mudado recientemente a un área donde se encuentre el hongo. Otras personas con alto riesgo son:

  • Personas cuyos trabajos los exponen al polvo del suelo. Estos incluyen a los trabajadores de la construcción, trabajadores agrícolas y las fuerzas militares que realizan entrenamiento de campo
  • Afroamericanos y asiáticos
  • Mujeres en su tercer trimestre de embarazo
  • Personas con un sistema inmunitario debilitado

La Fiebre del Valle suele ser leve, sin síntomas. Si usted tiene síntomas, éstos pueden parecerse a los de la gripe, con fiebre, tos, dolor de cabeza, erupción cutánea y dolor muscular. La mayoría de las personas se recuperan en varias semanas o meses. Unas pocas personas quizás desarrollen una enfermedad pulmonar crónica o una infección generalizada.

La Fiebre del Valle se diagnostica mediante pruebas de sangre o de otros líquidos corporales o de tejidos. Muchas personas con la infección aguda se recuperan sin tratamiento. En algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos antimicóticos (antifúngicos) para las infecciones agudas. Las infecciones graves requieren fármacos antifúngicos.

Compartir:

Acerca

Doctiplus SAS de CV empresa vinculada con los profesionales de la salud involucrados en la atención primaria, los cuidados de enfermería y la atención médica.

Doctiplus.com

Con tecnología de Blogger.

Buscar este blog

Archivo De Blog