junio 2020 ~ Salud Doctiplus

Los temas más relevantes de salud

sábado, 27 de junio de 2020

Consejos para estar más alegre


La alegría es algo más que el placer o la felicidad: ella nos hace enteros. Llena nuestra mente, cuerpo y corazón. Nos lleva a bailar, cantar y reír. La alegría pinta el universo con muchos colores. Y está claro que la alegría no puede ser forzada, pero cultivar ciertas actitudes diariamente puede favorecer la alegría, y eso dará una calidad nueva a toda nuestra existencia.

Abre tu corazón

Abrir nuestro corazón significa estar abierto a todo lo que hay de bueno en los demás y en el mundo. Al mismo tiempo, significa aceptar un cierto nivel de vulnerabilidad. Necesitamos vigilar nuestro corazón para discernir entre los pensamientos y sentimientos buenos y malos. Los pensamientos saludables tran paz y alegría; los malos llevan a trastornos e infelicidad.

Aprovecha las cosas sencillas de la vida diaria

Muchas veces, las experiencias corrientes pueden llevar a la alegría cuando revela, aunque sea sutilmente, la gloria y la bondad de Dios. Todos hemos tenido este tipo de experiencia, cuando nos emocionamos con la belleza del mar, la sonrisa de un bebé, una gloriosa puesta de sol o la inmensidad de un bosque. Aprender a apreciar la bondad y la belleza de las personas y de las cosas a nuestro alrededor, prestando atención al momento presente, puede ser una fuente de admiración y de alegría.

Estar presente en el momento

Estar totalmente implicados en lo que estamos haciendo – como si fuese lo más importante del mundo – nos ayuda a tender a la verdadera alegría. Muchas veces pasamos tiempo lamentando el pasado o preocupándonos por el futuro, pero la única manera de rescatar el pasado y de garantizar un futuro mejor es actuar en el momento presente. Es ahí donde tenemos que concentrarnos.

Sé confiado en la vida

La palabra “confianza” viene del latín: “con” y “fides” (“fe”). La confianza es, por tanto, un acto de fe: creer en el otro y en la vida. Cultivar esa actitud significa intentar amar la vida como es, con sus altos y bajos, sus momentos de felicidad y tristeza. Significa confiar en la providencia de Dios, incluso cuando no entendemos por qué suceden algunas cosas.

Ama sin pedir nada a cambio

El amor altruista – que consiste en alegrarse con la felicidad de otras personas – es una fuente de verdadera alegría. Cuando queremos hacer felices a los demás, tenemos muchas oportunidades de ser felices nosotros mismos. Y así, respondemos a las necesidades diarias de las personas a nuestro alrededor con actos de generosidad, servicio y amor, no importa lo pequeños que sean.

Ser creativos

Al cultivar nuestra creatividad, experimentamos una conexión con la imagen y semejanza de Dios, el Creador. La creatividad no es sólo para artistas profesionales. Todos nosotros podemos ser creativos todos los días, en nuestras actividades y hobbies comunes. Todos podemos volvernos más creativos y volver nuestras vidas una obra de arte, usando nuestra imaginación y no dejándonos dominar por la rutina en nuestro trabajo, en nuestras relaciones, etc.

Practicar la gratitud a diario

Las personas agradecidas – que hacen lista de sus bendiciones diarias, escriben notas de agradecimiento o sólo dicen “gracias” – experimentan más emociones positivas. Es particularmente útil ser agradecidos incluso en los momentos difíciles, reconociendo que la adversidad también puede ser una bendición, reconociendo la mano providencial de Dios en todas las cosas. Esto nos ayuda a levantar la mirada de nosotros mismos y a reconocer la bondad de las personas que nos rodean, además de a enfocar en lo positivo de cada situación.

Aprender a aceptar

Paradójicamente, ante dificultades o pruebas para las que no podemos encontrar cualquier solución, si aceptamos las cosas como son, podemos encontrar alegría y consuelo, no solo resignación. Necesitamos aceptar que no tenemos el control de todo lo que sucede en nuestras vidas, o estaremos en un estado de constante estrés. Necesitamos confiar en Dios, hacer lo que está en nuestras manos y aceptar la incertidumbre, sabiendo que el resultado puede ser mejor para nosotros de lo que esperamos, aunque no siempre sea lo que esperábamos.

Perseverar

La perseverancia en nuestras empresas es casi siempre una fuente de alegría. Superar obstáculos puede exigir un esfuerzo doloroso, pero hace el resultado mucho más precioso y satisfactorio. La perseverancia nos ayuda a elevarnos por encima de nosotros mismos, lo que tiene valor independientemente del resultado material de nuestros esfuerzos. ¡Es aquí donde vemos que la alegría es realmente diferente del consuelo!

Practica el silencio y escucha a Dios

La meditación – dejar de lado el mundo exterior, nuestras preocupaciones y nuestras ansiedades para concentrarnos en la presencia de Dios – nos trae paz y serenidad que calma nuestra agitación interior. No necesitamos usar palabras para comunicarnos con Dios; Él nos habla en silencio, en nuestro interior. Experimentar la presencia de Dios y dejarle que ilumine nuestra mente y corazón significa tener contacto con la fuente y el significado de nuestra existencia, el Creador que nos ama. No hay alegría mayor que experimentar, conocer y amar a Dios; esta es la alegría del mismo Cielo, la visión beatífica, y en la oración podemos experimentar por lo menos un pequeño sabor de eso.

Compartir:

martes, 23 de junio de 2020

Consejos para tener más energía


¿Quieres aprovechar más el día? Al salir del trabajo, te gustaría ir al gimnasio, quedar con amigos, cocinar tus platos favoritos o, incluso, hacer tareas del hogar, pero el cansancio te vence y no sabes cómo tener más energía, ¿verdad?

Compartir:

sábado, 13 de junio de 2020

Alimentos que te ayudan a mantenerte joven


Somos lo que comemos. Nuestro estado físico (y mental) y nuestro bienestar dependen directamente de la dieta habitual. Según el tipo de alimentación que sigamos regularmente, seremos más propensos a tener un buen o un mal estado físico, según explica la health coach, Rocío Río de la Loza, quien aconseja incluir en la dieta un conjunto de elementos saludables que ayuden al organismo a mantenerse joven.

Entre los mejores hábitos saludables para alargar la vida se encuentran la práctica de ejercicio diario, evitar la ingesta de grasas saturadas y la risa. Sí, la risa. "El estado de felicidad ayuda a mantenernos en plenas condiciones", revela la experta.

Estos son los 10 alimentos que la experta recomienda incluir en tu dieta equilibrada para conseguir alargar la vida y mostrarte joven:

  • Aceite de oliva virgen extra. Su consumo diario te ayuda a mantenerte en un estado físico óptimo. Contiene una gran cantidad de polifenoles, antioxidantes con propiedades beneficiosas para el sistema cardiovascular. Además tiene vitaminas A y E beneficiosas para tu piel.
  • Granos enteros. Ricos en propiedades antioxidantes, vitaminas y fibra. Reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, tienen propiedades anticancerígenas y mejoran la digestión. No puede faltar en tu dieta diaria estos alimentos.
  • Chocolate negro. Es uno de los alimentos antioxidantes más conocidos. La catequina, epicatequina y procianidinas, ayudan al organismo en el sistema circulatorio y sistema nervioso logrando un bienestar pleno.
  • Yogurt. Ayuda y mejora el sistema digestivo, minimizando los problemas intestinales. Tiene grandes propiedades beneficiosas para la piel evitando el envejecimiento prematuro.
  • Vino tinto. Sí, el vino tinto. Esta bebida activa los genes encargados de evitar el envejecimiento celular gracias al resveratrol y los polifenoles (es importante aclarar que siempre se debe consumir alcohol en cantidades moderadas, según indica la Fundación Española del Corazón).
  • Salmón. Es uno de los pescados más ricos en omega 3, cuyo poder antioxidante es enorme. Tiene propiedades que mejoran la calidad y aspecto de la piel, ayuda a combatir el colesterol y minimiza los problemas de corazón.
  • Nueces. Rica fuente de grasas insaturadas, omega 3, vitaminas, minerales y antioxidantes. Aportan un gran beneficio a la salud cerebral, se recomienda comer dos o tres nueces diarias. Indispensables en una dieta antienvejecimiento.
  • Arándanos. Fuente natural de polifenoles, vitaminas E, C, hierro y magnesio. Tu sistema inmunológico te lo agradecerá si añades estos frutos a tu dieta.
  • Tomates. Son un protector solar natural que ayuda a mantener la piel joven. Además contiene licopeno que ayuda a prevenir las enfermedades del corazón.
  • Brócoli. El brócoli contiene sulforafano que trabaja para prevenir los daños del paso del tiempo en nuestro cuerpo eliminando los radicales libres. Es uno de los vegetales más ricos en vitaminas y minerales.

No dudes en incluir estos alimentos saludables, que además de mantenernos jóvenes nos ayudaran a sentirnos activos y saludables cada día.

Compartir:

sábado, 6 de junio de 2020

Depresión en adolescentes


¿Qué es la depresión en los adolescentes?

La depresión en adolescentes es una enfermedad médica grave. Es más que sentirse triste durante unos días. Es un intenso sentimiento de tristeza, desesperanza e ira o frustración que dura mucho tiempo. Estos sentimientos hacen que te sea difícil tener una vida normal y hacer tus actividades habituales. También puedes tener problemas para concentrarte y no tener motivación o energía. La depresión puede hacerte difícil disfrutar la vida o incluso superar el día.

¿Qué causa la depresión en adolescentes?

Muchos factores pueden jugar un papel en la depresión, incluyendo:

  • Genética: La depresión puede darse en familias.
  • Biología cerebral y química
  • Hormonas: Los cambios hormonales pueden contribuir a la depresión
  • Eventos estresantes en la niñez como traumas, muerte de un ser querido, intimidación y ciberacoso; y abuso

¿Quiénes están en riesgo de depresión adolescente?

La depresión puede ocurrir a cualquier edad, pero a menudo comienza en la adolescencia o al comienzo de la adultez. Ciertos adolescentes tienen un mayor riesgo de depresión, como quienes:

  • Tienen otras afecciones de salud mental, como ansiedad, trastornos de la alimentación y uso de sustancias
  • Tienen otras enfermedades, como diabetes, cáncer y enfermedades del corazón
  • Tienen familiares con enfermedades mentales
  • Tienen un conflicto familiar o una familia disfuncional
  • Tienen problemas con amigos u otros compañeros en la escuela
  • Tienen problemas de aprendizaje o trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Han sufrido un trauma en la infancia
  • Tienen baja autoestima, una perspectiva pesimista o poca capacidad de enfrentar situaciones
  • Son lesbianas, gays, bisexuales o transgénero, especialmente cuando sus familias no los apoyan

¿Cuáles son los síntomas de la depresión en adolescentes?

Si tienes depresión, uno o más de estos síntomas se presentarían con frecuencia:

  • Tristeza
  • Sensación de vacío
  • Desesperanza
  • Sentir enojo, irritación o frustración, incluso por cosas menores

También puedes tener otros síntomas, como:

  • No te importan las cosas que solías disfrutar
  • Cambios de peso: Perder peso cuando no estás a dieta o aumentar de peso por comer demasiado
  • Cambios en el sueño: Problemas para quedarte o permanecer dormido, o dormir mucho más de lo normal
  • Sentirte inquieto o tener problemas para permanecer sentado
  • Sentirte muy cansado o no tener energía
  • Sentirte sin valor o muy culpable
  • Tener problemas para concentrarte, recordar información o tomar decisiones
  • Pensar en la muerte o suicidio

¿Cómo se diagnostica la depresión en adolescentes?

Si crees que estas deprimido, dile a alguien en quien confías, por ejemplo:

  • Padres o tutores
  • Maestros o consejeros
  • Médicos

El siguiente paso es visitar a tu médico para un chequeo. Tu médico puede primero asegurarse de que no tienes otro problema de salud que esté causando la depresión. Para hacer esto, es posible que haga un examen físico y pruebas de laboratorio.

Si no tienes otro problema de salud, obtendrás una evaluación psicológica. Tu médico puede hacerlo o puede referirte a un profesional de salud mental para ello. Te pueden preguntar cosas como:

  • Pensamientos y sentimientos
  • Cómo te va en la escuela
  • Cualquier cambio en tu alimentación, sueño o energía
  • Si piensas en suicidarte
  • Si usas alcohol o drogas

¿Cuáles son los tratamientos para la depresión en adolescentes?

Los tratamientos efectivos para la depresión en adolescentes incluyen psicoterapia o terapia de conversación o una combinación de psicoterapia y medicamentos:

Psicoterapia

La psicoterapia o terapia de conversación, también llamada apoyo psicológico, puede ayudarte a comprender y controlar tu estado de ánimo y sentimientos. Implica ir a ver a un terapeuta, como un psiquiatra, un psicólogo, un trabajador social o un consejero. Puedes expresar tus emociones a alguien que te comprende y apoya. También puedes aprender cómo dejar de pensar negativamente y comenzar a ver las cosas positivas de la vida. Esto te ayudará a aumentar tu confianza y sentirte mejor contigo mismo.

Hay muchos tipos diferentes de psicoterapia. Se ha demostrado que ciertos tipos ayudan a los adolescentes a lidiar con la depresión, incluyendo:

  • Terapia cognitiva conductual: Te ayuda a identificar y cambiar los pensamientos negativos e inútiles. También te ayuda a desarrollar habilidades para enfrentar los problemas y cambiar patrones de comportamiento
  • Terapia interpersonal: Se enfoca en mejorar tus relaciones. Te ayuda a comprender y trabajar las relaciones problemáticas que pueden contribuir a tu depresión. Esta terapia puede ayudarte a cambiar los comportamientos que causan problemas. También explora los principales problemas que pueden agregarse a tu depresión, como el duelo o cambios en la vida

Medicinas

En algunos casos, tu médico te sugerirá medicamentos junto con la psicoterapia. Algunos de los antidepresivos estudiados han demostrado que ayudan a los adolescentes. Si estás tomando medicamentos para la depresión, es importante que visites seguido a tu médico.

También es importante saber que tomará algún tiempo para que los antidepresivos te ayuden:

  • Puede tomar de tres a cuatro semanas hasta que un antidepresivo haga efecto
  • Puede que tengas que probar más de un tipo de antidepresivo para encontrar uno que funcione
  • También puede tomar algún tiempo encontrar la dosis correcta de un antidepresivo

En algunos casos, los antidepresivos pueden causar conductas o pensamientos suicidas en adolescentes. Este riesgo es mayor en las primeras semanas del tratamiento y cuando se cambia la dosis. Asegúrate de decirle a tus padres o tutor si comienzas a sentirte peor o tienes pensamientos sobre hacerte daño.

No debes dejar de tomar los antidepresivos por tu cuenta. Debes trabajar con tu médico para disminuir en forma lenta y segura la dosis antes de finalizar.

Programas para la depresión mayor

Algunos adolescentes que tienen depresión severa o que corren riesgo de lastimarse pueden necesitar un tratamiento más intensivo. Pueden ir a un hospital psiquiátrico o hacer un programa de día. Ambos ofrecen consejería, discusiones grupales y actividades con profesionales de la salud mental y otros pacientes. Estos programas pueden ser de día completo o de medio día, y suelen durar varias semanas.

Compartir:

Depresión


La depresión es una enfermedad clínica severa. Es más que sentirse "triste" por algunos días. Si usted es uno de los más de 19 millones de jóvenes y adultos en los EE. UU. que tiene depresión, esos sentimientos no desaparecen. Persisten e interfieren con su vida cotidiana. Los síntomas pueden incluir:

  • Sentirse triste o "vacío"
  • Pérdida de interés en sus actividades favoritas
  • Aumento o pérdida del apetito
  • No poder dormir o dormir demasiado
  • Sentirse muy cansado
  • Sentirse sin esperanzas, irritable, ansioso o culpable
  • Dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos
  • Ideas de muerte o de suicidio

La depresión es un trastorno del cerebro. Existen muchas causas, incluyendo factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. La depresión puede comenzar a cualquier edad, pero suele empezar en la juventud o en adultos jóvenes. Es mucho más común en las mujeres. Las mujeres también pueden tener depresión posparto después de dar a luz. Algunas personas tienen un trastorno afectivo estacional en el invierno. La depresión es una parte del trastorno bipolar.

Existen tratamientos eficaces para la depresión, incluyendo antidepresivos y terapia de conversación, o ambos a la vez.

Compartir:

Dentaduras postizas


Las dentaduras postizas son dientes falsos que se hacen para reemplazar los dientes que ha perdido. Las dentaduras postizas completas cubren toda la quijada dental superior o inferior. Las dentaduras parciales reemplazan uno o sólo algunos dientes.

Las dentaduras pueden producir una sensación extraña al principio. Hablar y comer puede sentirse diferente. Tenga cuidado al usar dentaduras postizas porque pueden dificultar la percepción de alimentos y líquidos calientes. Además, es posible que no note el morder un hueso en su comida.

Al comienzo, es posible que el dentista quiera verlo con frecuencia para asegurarse que la dentadura encaja bien. Con el tiempo, su boca cambiará y es posible que su dentadura postiza necesite ajustes o un reemplazo. Asegúrese que el dentista haga estos ajustes.

Si su dentadura postiza se mueve demasiado en su boca, usar adhesivo para dentadura postiza puede ayudar. En algunos casos, su dentista puede sugerirle que cambie a implantes dentales. Son permanentes y reemplazan tanto las raíces como los dientes.

Mantenga sus dentaduras postizas limpias y sin alimentos que puedan causar manchas, mal aliento o encías hinchadas. Cepíllelos todos los días con un producto para el cuidado de la dentadura. Quítese las dentaduras de la boca por la noche y póngalas en agua o en un líquido limpiador de dentaduras postizas.

Compartir:

Densidad ósea


Tener huesos fuertes es importante para su salud. La prueba de densidad mineral ósea es la mejor forma de medir la salud de sus huesos. Compara la densidad de sus huesos, o masa, con la de una persona sana de su misma edad y género. Puede mostrar:

  • Si usted tiene osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos
  • El riesgo de sufrir fracturas de huesos
  • Si el tratamiento para la osteoporosis está funcionando

Una masa ósea baja que no es lo suficientemente baja para ser osteoporosis es conocida como osteopenia. Las causas de baja masa ósea incluyen la historia familiar, no desarrollar buena masa ósea de niño y ciertas afecciones o medicinas. No todas las personas con baja masa ósea tienen osteoporosis, pero están en alto riesgo de tenerla.

Si usted tiene baja masa ósea, hay cosas que puede hacer para disminuir esta pérdida. Estas incluyen comer alimentos ricos en calcio y vitamina D y hacer ejercicio físico como caminar, jugar tenis o bailar. En algunos casos, el médico puede recetar medicinas para prevenir la osteoporosis.

Compartir:

Dengue


El dengue es una infección causada por un virus. Usted puede infectarse si un mosquito infectado lo pica. El dengue no se transmite de persona a persona. Es común en áreas cálidas y húmedas del mundo. Los brotes pueden ocurrir en las épocas de lluvia. El dengue es raro en los Estados Unidos.

Los síntomas incluyen fiebre alta, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y los músculos, vómitos y sarpullido. Algunas veces, el dengue se convierte en fiebre hemorrágica por dengue, que causa sangrado en la nariz, las encías o debajo de la piel. También puede convertirse en síndrome de shock por dengue que causa sangrado masivo y shock. Estas formas de dengue ponen la vida en peligro.

No hay un tratamiento específico. La mayoría de las personas con dengue se recupera en unas dos semanas. Hasta entonces, beber abundantes líquidos, reposar y tomar medicamentos contra la fiebre que no sean aspirina puede ayudar. Las personas con las formas más peligrosas de dengue generalmente necesitan ir al hospital y recibir líquidos.

Para disminuir el riesgo, cuando viaje a áreas donde hay dengue:

  • Use repelentes para insectos que tengan DEET
  • Utilice ropa que le cubra los brazos, las piernas y los pies
  • Cierre las puertas y ventanas que no tengan telas protectoras
Compartir:

Demencia


¿Qué es la demencia?

La demencia es una pérdida de las funciones mentales lo suficientemente graves como para afectar sus actividades y su vida diaria. Estas funciones incluyen:

  • La memoria
  • Habilidades del lenguaje
  • Percepción visual (su capacidad de entender lo que ve)
  • Solución de problemas
  • Problemas con el quehacer diario
  • La habilidad de enfocarse y prestar atención

Es normal ser un poco más olvidadizo a medida que envejece. Pero la demencia no es una parte normal del envejecimiento. Es un trastorno serio que interfiere con su vida diaria.

¿Cuáles son los tipos de demencia?

Los tipos más comunes de demencia son llamados enfermedades neurodegenerativas. En estas afecciones las células del cerebro dejan de funcionar o mueren. Estas incluyen:

  • Enfermedad de Alzheimer: La forma más común de demencia entre personas mayores. Esta afección causa placa y ovillos en el cerebro provocados por el crecimiento anormal de diferentes proteínas. La proteína beta-amiloide se acumula y forma placa entre sus células cerebrales. También hay una pérdida de conexión entre las células nerviosas del cerebro
  • Demencia con cuerpos de Lewy: Causa síntomas de movimiento junto con demencia. Los cuerpos de Lewy son depósitos anormales de una proteína en el cerebro
  • Trastornos frontotemporales: Causan cambios en ciertas partes del cerebro:
    • Los cambios en el lóbulo frontal conducen a síntomas del comportamiento
    • Los cambios en el lóbulo temporal conducen a trastornos del lenguaje y emocionales
  • Demencia vascular: Causa cambios en el flujo de sangre del cerebro. A menudo es causado por un derrame cerebral o arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias) en el cerebro
  • Demencia mixta: Es una combinación de dos o más tipos de demencia. Por ejemplo, algunas personas tienen enfermedad de Alzheimer y demencia vascular

Otras afecciones que pueden causar demencia o síntomas parecidos a la demencia son:

  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob: Trastorno cerebral poco frecuente
  • Enfermedad de Huntington: Enfermedad cerebral progresiva y hereditaria
  • Encefalopatía traumática crónica: Causada por constantes lesiones cerebrales traumáticas
  • Demencia asociada al VIH

¿Quién está en riesgo de demencia?

Algunos factores pueden aumentar su riesgo de demencia, incluyendo:

  • Envejecimiento: Este es el mayor factor de riesgo de demencia
  • Fumar
  • Diabetes sin controlar
  • Presión arterial alta
  • Beber demasiado alcohol
  • Tener familiares cercanos con demencia

¿Cuáles son los síntomas de la demencia?

Los síntomas de la demencia pueden variar, dependiendo de las áreas del cerebro afectadas. A menudo, experimentar olvidos frecuentes es el primer síntoma. La demencia también provoca problemas con la capacidad de pensar, resolver problemas y el razonamiento. Por ejemplo, las personas con demencia pueden:

  • Perderse en un vecindario que conocen
  • Usar palabras poco comunes para referirse a objetos conocidos
  • Olvidar el nombre de algún familiar o amigo
  • Olvidar los viejos recuerdos
  • Necesitar ayuda para realizar tareas que solían hacer solos

Algunas personas con demencia no son capaces de controlar sus emociones y su personalidad puede cambiar. Pueden volverse apáticos, es decir, pueden no tener el mismo interés en actividades normales diarias o eventos. También pueden perder ciertas inhibiciones o despreocuparse del sentimiento de los demás.

Ciertos tipos de demencia también pueden causar problemas con el equilibrio o movimiento.

Las etapas de la demencia varían de leves a severa. En la más leve, está comenzando a afectar el funcionamiento de la persona. En la más grave, la persona depende completamente de los demás para su atención.

¿Cómo se diagnostica la demencia?

Para hacer un diagnóstico, su profesional de la salud:

  • Preguntará por su historia clínica
  • Hará un examen físico
  • Evaluará su habilidad para pensar, memoria y lenguaje
  • Puede pedir exámenes, como pruebas de sangre, análisis genéticos y escáners cerebrales
  • Puede hacer una evaluación de salud mental para ver si una enfermedad mental puede estar causando sus síntomas

¿Cuáles son los tratamientos para la demencia?

No existe cura para la mayoría de los tipos de demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y la demencia con cuerpos de Lewy. Los tratamientos pueden ayudar a mantener la función mental por más tiempo, controlar los síntomas de conducta y retardar los síntomas de la enfermedad. Pueden incluir:

  • Medicamentos pueden mejorar temporalmente la memoria y el pensamiento o hacer más lento su declive. Solo funcionan en algunas personas. Otros medicamentos pueden tratar síntomas como ansiedad, depresión, problemas para dormir y rigidez muscular. Algunos de estos medicamentos pueden causar efectos secundarios serios en las personas con demencia. Es importante hablar con su profesional de la salud sobre qué medicamentos son seguros para usted
  • Terapia ocupacional para ayudar a encontrar maneras de hacer más fácilmente las tareas diarias
  • Terapia del habla para ayudar con los problemas para tragar y para hablar fuerte y claro
  • Consejería sobre salud mental para ayudar a las personas con demencia y sus familias a aprender cómo manejar las emociones y conductas difíciles. También puede ayudarles a planear para el futuro
  • Música o terapia de arte para reducir la ansiedad y mejorar el bienestar

¿Se puede prevenir la demencia?

Los investigadores no han encontrado una forma comprobada de prevenir la demencia. Vivir saludablemente puede influir en algunos factores de riesgo de la demencia.

Compartir:

Degeneración macular


La degeneración macular o la degeneración macular relacionada con la edad (AMD, por sus siglas en inglés) es la principal causa de pérdida de visión en los estadounidenses mayores de 60 años. Es una enfermedad que destruye la agudeza de la visión central. La vista central es necesaria para ver los objetos con claridad y hacer actividades como leer o conducir vehículos.

La enfermedad afecta la mácula, que es la parte del ojo que permite ver los detalles con claridad. No duele, pero provoca la muerte de las células de la mácula. Existen dos tipos: La húmeda y la seca. La húmeda ocurre cuando vasos sanguíneos anormales crecen bajo la mácula. Estos nuevos vasos frecuentemente gotean sangre y líquido. El daño a la mácula ocurre rápidamente. Uno de los primeros síntomas es una visión borrosa. La seca, ocurre cuando las células de la mácula sensibles a la luz se deterioran. Lentamente, se pierde la visión central. Uno de los primeros síntomas es ver torcidas las líneas rectas.

Los exámenes oculares integrales regulares pueden detectar una degeneración macular antes de que la enfermedad cause una pérdida de la vista. El tratamiento puede hacer más lento el avance del deterioro de la vista, sin embargo no recupera la visión.

Compartir:

Deficiencia de vitamina D


¿Qué es la deficiencia de vitamina D?

La deficiencia de vitamina D significa que usted no está recibiendo suficiente vitamina D para mantenerse saludable.

¿Por qué necesito vitamina D y cómo la consigo?

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El calcio es uno de los principales componentes de los huesos. La vitamina D también juega un rol en su sistema nervioso, muscular e inmunitario.

Usted puede obtener vitamina D de tres maneras: A través de su piel, su dieta y suplementos. Su cuerpo produce vitamina D naturalmente después de exponerse a la luz del sol. Pero demasiada exposición al sol puede ocasionar envejecimiento de la piel y cáncer de piel, por lo que muchas personas buscan obtener su vitamina D de otras fuentes.

¿Cuánta vitamina D necesito?

La cantidad de vitamina D que necesita cada día depende de su edad. Las cantidades recomendadas, en unidades internacionales (UI), son:

  • Nacimiento hasta 12 meses: 400 UI
  • Niños entre uno y 13 años: 600 UI
  • Adolescentes entre 14 y 18 años: 600 UI
  • Adultos de 19 a 70 años: 600 UI
  • Adultos mayores de 71 años: 800 UI
  • Mujeres embarazadas y lactando: 600 UI

Las personas con alto riesgo de deficiencia de vitamina D pueden necesitar más. Consulte a su médico sobre cuánto necesita.

¿Qué causa la deficiencia de vitamina D?

Puede ser que usted no tenga suficiente vitamina D por diferentes razones:

  • No recibe suficiente vitamina D en su dieta
  • No absorbe suficiente vitamina D de los alimentos (un problema de malabsorción)
  • No recibe suficiente exposición a la luz solar
  • Su hígado o sus riñones no pueden convertir la vitamina D en su forma activa en el cuerpo
  • Toma medicamentos que interfieren con la capacidad del cuerpo para convertir o absorber vitamina D

¿Quién está en riesgo de carencia de vitamina D?

Algunas personas corren un mayor riesgo de deficiencia de vitamina D:

  • Bebés amamantando, porque la leche humana no es una buena fuente de vitamina D. Si está amamantando, dele a su bebé un suplemento de 400 UI de vitamina D todos los días
  • Adultos mayores, porque su piel no produce vitamina D cuando toman sol tan eficientemente como cuando eran jóvenes, y sus riñones son menos capaces de convertir la vitamina D a su forma activa
  • Personas de piel oscura porque tienen menos capacidad de producir vitamina D del sol
  • Personas con trastornos como enfermedad de Crohn o enfermedad celíaca que no absorben la grasa correctamente, porque la vitamina D necesita grasa para ser absorbida
  • Personas que tienen obesidad porque su grasa corporal se une a un poco de vitamina D y le impide entrar en la sangre
  • Personas que han tenido cirugía de bypass gástrico
  • Personas con osteoporosis
  • Personas con enfermedad renal o hepática crónica
  • Personas con hiperparatiroidismo (demasiado de una hormona que controla el nivel de calcio del cuerpo)
  • Personas con sarcoidosis, tuberculosis, histoplasmosis u otra enfermedad granulomatosa (enfermedad con granulomas, formaciones de células causadas por inflamación crónica)
  • Personas con algunos linfomas, un tipo de cáncer
  • Personas que toman medicamentos que afectan el metabolismo de la vitamina D, como la colestiramina (fármaco contra el colesterol), medicamentos anticonvulsivos, glucocorticoides, medicamentos antimicóticos y medicamentos contra el VIH/SIDA

Hable con su proveedor de atención médica si está en riesgo de padecer deficiencia de vitamina D. Un análisis de sangre puede medir la cantidad de vitamina D en su cuerpo.

¿Qué problemas causa la deficiencia de vitamina D?

La carencia de vitamina D puede conducir a una pérdida de densidad ósea, lo que puede llevar a sufrir osteoporosis y fracturas (huesos rotos). La deficiencia severa de la vitamina D también puede conducir a otras enfermedades. En niños, puede causar raquitismo. El raquitismo es una enfermedad rara que hace que los huesos se vuelvan blandos y se doblen. Los bebés y los niños afroamericanos corren mayor riesgo de contraer raquitismo. En adultos, la deficiencia severa de la vitamina D conduce a la osteomalacia, que causa huesos débiles, dolor en los huesos y debilidad muscular.

Los investigadores están estudiando la vitamina D por su posible vínculo con varias afecciones médicas, incluyendo diabetes, presión arterial alta, cáncer y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple. Es necesario hacer más investigación antes de que se pueda entender los efectos de la vitamina D en estas enfermedades.

¿Cómo puedo obtener más vitamina D?

Hay algunos alimentos que naturalmente tienen algo de vitamina D:

  • Pescados grasos como el salmón, el atún y la caballa
  • Hígado de res
  • Queso
  • Hongos
  • Yema de huevo

También puede obtener vitamina D de alimentos fortificados. Puede buscar en las etiquetas de los alimentos para saber si un alimento tiene vitamina D. Los alimentos a los que a menudo se le añaden vitamina D incluyen:

  • Leche
  • Cereales de desayuno
  • Jugo de naranja
  • Otros productos lácteos, como el yogur
  • Bebidas de soja

La vitamina D está en muchos multivitamínicos. También hay suplementos de vitamina D, tanto en pastillas como en líquido para bebés. Si usted tiene deficiencia de vitamina D, se trata con suplementos. Consulte con su proveedor de atención médica sobre cuánto necesita tomar, la frecuencia con la que debe tomarlos y por cuánto tiempo.

¿Puede consumir mucha vitamina D ser dañino?

Obtener demasiada vitamina D (conocida como toxicidad por vitamina D) puede ser perjudicial. Los signos de toxicidad incluyen náuseas, vómitos, falta de apetito, estreñimiento, debilidad y pérdida de peso. El exceso de vitamina D también puede dañar los riñones. Demasiada vitamina D también eleva el nivel de calcio en su sangre. Los altos niveles de calcio en la sangre (hipercalcemia) pueden causar confusión, desorientación y problemas del ritmo cardíaco.

La mayoría de los casos de toxicidad de vitamina D ocurren cuando alguien toma demasiados suplementos de vitamina D. El exceso de exposición al sol no causa intoxicación por vitamina D porque el cuerpo limita la cantidad que produce.

Compartir:

Acerca

Doctiplus SAS de CV empresa vinculada con los profesionales de la salud involucrados en la atención primaria, los cuidados de enfermería y la atención médica.

Doctiplus.com

Con tecnología de Blogger.

Buscar este blog

Archivo De Blog